Cómo funciona el juego
Si sabe cómo funciona el juego, podrá tomar decisiones fundadas en el momento de gastar su dinero en el juego.
Al pensar en realizar una apuesta, no importa si es para un evento deportivo o un juego de Casino o mientras disfruta del Póquer, es imprescindible que sepa cómo funciona el producto que está utilizando. De lo contrario, no realice la apuesta.
Puede sonar obvio pero el mayor riesgo del juego consiste en perder dinero. Si sabe a qué está apostando, podrá tomar decisiones fundadas sobre el dinero que va a gastar en el juego.
Deportes
Las apuestas en el producto de Deportes consisten en pronosticar el resultado de (generalmente) un evento deportivo. Esta puede ser al resultado final o a cualquier acontecimiento que suceda durante el encuentro. Las cuotas (o el precio) que seleccione son establecidas por la empresa y representan las probabilidades de que suceda un acontecimiento según su criterio.
Para ganar solo tiene que acertar, sin embargo, nunca existe la garantía de que vaya a ganar. Incluso si apuesta a un favorito, esto no garantiza que la apuesta sea acertada debido a la naturaleza impredecible de los deportes.
No es solo probable que los eventos produzcan resultados poco probables, esto suele ocurrir con regularidad.
¿Cómo funcionan las cuotas?
Las cuotas representan el porcentaje de probabilidades que la casa de apuestas otorga a un acontecimiento. Cuanto más bajo sea el precio, mayores serán las probabilidades de que esto ocurra y, por lo tanto, las ganancias serán menores si su apuesta resulta ganadora.
Las cuotas pueden aparecer como decimales o como fracciones, ambos formatos equivalen a las mismas posibilidades de ganar, simplemente se muestran de manera diferente.
Por ejemplo 3.00 y 2/1 son lo mismo. Si realiza una apuesta de 1€ con esta cuota y tiene la suerte de ganar, recibiría 3€, es decir, su apuesta original de 1€ y sus ganancias de 2€.
Más ejemplos:
Una apuesta de 1€ con una cuota de 2.5 (6/4) otorgaría 2,50€ en total en caso de resultar ganadora. Es decir, su apuesta de 1€ y sus ganancias de 1,50€.
Una apuesta de 1€ con una cuota de 1.67 (4/6) otorgaría 1,67€ en total en caso de resultar ganadora. Es decir, su apuesta de 1€ y sus ganancias de 0,67€.
Una apuesta de 1€ con una cuota de 11.00 (10/1) otorgaría 11€ en total en caso de resultar ganadora. Es decir, su apuesta de 1€ y sus ganancias de 10€.
Pero recuerde que el azar y lo inesperado también cuentan, así que el resultado que todo el mundo espera no siempre se produce. El favorito puede ser derrotado y aquel a quien nadie daba opciones puede tener su día. Por eso, nunca apueste más de lo que se puede permitir perder. Juegue con responsabilidad y con sus medios.
Tragaperras
Las tragaperras son un tipo de juego en línea para jugadores, parecido a las tradicionales máquinas de frutas de las calles principales. Estas suelen basarse en películas populares, mitos y juegos. Es muy fácil jugar a las tragaperras, solo tiene que elegir su apuesta y hacer clic en 'Girar'. Las ganancias se determinan según la combinación de símbolos que aparece en el panel en el momento en el que los carretes se detienen.
Están diseñadas para divertirse, no se requiere ninguna habilidad, no puede saber el resultado ni tampoco influir en él. Todo lo que tiene que hacer es elegir su apuesta y pulsar en 'girar', lo demás queda en manos del azar.
El resultado lo determina un Generador de números aleatorios (RNG), lo que significa que nadie puede saber el resultado de ningún giro hasta que se produce.
No hay nada que pueda hacer para anticipar el resultado de un juego. Recuerde esto cuando realice sus apuestas, y nunca apueste más de lo que se puede permitir. Apueste siempre de manera responsable dentro de sus posibilidades.
Blackjack
El 'Blackjack' es un juego que en primera instancia parece muy sencillo, sin embargo es estratégico y requiere un gran nivel de comprensión sobre las probabilidades para jugar correctamente.
El juego comienza realizando una apuesta inicial, en ese momento está jugando y confiando en el azar, puesto que no hay nada en lo que basar esa apuesta inicial.
Después recibirá dos cartas (una a una, por rondas, y con el crupier recibiendo siempre la última carta). En ese momento tendrá la oportunidad de realizar otra apuesta, esta vez basándose en la fuerza de sus cartas y en la carta del crupier que siempre está boca arriba (la otra está boca abajo). Es entonces cuando el juego empieza de verdad.
Tiene que decidir si quedarse con lo que tiene o pedir otra carta, con el objetivo final de acercarse lo más posible a 21 (o idealmente 21), pero sin pasarse.
Puede pedir tantas cartas como quiera, y todo lo que tiene que hacer es acabar con una puntuación más alta que el crupier. Así de fácil.
La clave para jugar al Blackjack es saber cuándo pedir otra carta, continuar o plantarse con lo que tiene. Esta elección debe basarse en dos cosas: primero, lo que ha mostrado el crupier; y segundo, si pide otra carta, ¿cuál es la probabilidad de que eso aumente sus opciones de ganar?
Por supuesto, como en todos los juegos de azar, solo puede influir en el resultado en aquellas cosas que alcanza a controlar. Aunque es importante que entienda cómo jugar y cuándo tomar ciertas decisiones a la hora de apostar, no puede predecir qué cartas recibirán usted o el crupier, ya que depende del azar.
Recuerde esto cuando realice sus apuestas y nunca apueste más de lo que se puede permitir perder. Juegue siempre con responsabilidad y con sus medios.
Si desea más información, ¿por qué no consultar nuestra 'Guía de jugador'?
Ruleta
La 'Ruleta' es un juego de suerte. No puede influenciar el resultado, aunque puede elegir opciones de menor riesgo dependiendo de cómo apuesta.
La ruleta está compuesta normalmente de 37 casillas de colores numeradas del 0 al 36 (incluidos). 18 son rojas, 18 son negras y una es verde (el cero). Todo lo que tiene que hacer es acertar en qué números caerá la bola.
Hay diferentes opciones de apuesta, entre las que destacan apostar a un número específico, rojo o negro o par o impar. Como puede imaginar, las cuotas dependen de la probabilidad de que lo que ha apostado suceda.
Hay un 2,7% de probabilidades de ganar si apuesta al número en el que caerá la bola y se paga a 35:1. Por el contrario, cuando apuesta al color o a par o impar, las probabilidades de ganar ascienden a 48,6% y se paga a 1:1.
Puede gestionar sus posibilidades de ganar decidiendo qué opción de apuesta elegir. Cuanto mayores sean las cuotas, menos serán las posibilidades de ganar. Sin embargo, no puede influir en el resultado del giro o analizar ninguna tendencia, puesto que un Generador de números aleatorios (RNG) determina el resultado, que es, por tanto, aleatorio.
Recuerde esto cuando realice sus apuestas y nunca apueste más de lo que se puede permitir perder. Juegue siempre con responsabilidad y con sus medios.
Si desea más información, ¿por qué no consultar nuestra 'Guía de jugador'?
Póquer
El Póquer es predominantemente un juego de destreza, aunque también tiene un gran elemento de suerte, ya que el resultado depende de las cartas que reciba.
En su versión más habitual, el objetivo en Texas Holdem es conseguir la mejor combinación posible con cinco cartas entre las siete que se reciben. Al principio, cada jugador recibe dos cartas, seguidas posteriormente por tres rondas más en las que se reparten cinco cartas compartidas para todos los jugadores (tres, después una, y finalmente otra carta) con las que crear su apuesta en cada una de esas rondas.
En cada ronda, puede elegir entre subir, ir, pasar o tirar las cartas, con el último objetivo de ganar con la mejor mano, o bien obligando al resto de jugadores a tirar sus cartas. El ganador consigue el bote, que es el total de fichas apostadas en esa mano en particular.
El póquer en sí mismo es un juego relativamente sencillo, pero requiere una gran habilidad para jugar bien. Debe contar con un buen entendimiento de la probabilidad y las posibilidades de ganar de un conjunto de cartas en particular, a la vez que ser capaz de intuir lo que hará el resto de jugadores. ¿Tienen realmente una buena mano o van de farol?
Son estas peculiaridades las que hacen del Póquer un gran juego, y por eso es importante entender su funcionamiento antes de empezar a jugar con dinero real. Sí, hay también un elemento de suerte, ya que las cartas se reparten aleatoriamente, pero al final son los mejores jugadores los que suelen ganar. Haga sus deberes y no olvide que nunca debe apostar más de lo que se puede permitir perder. Juegue siempre con responsabilidad y con sus medios.
Terminología explicada
Generador de números aleatorios
Un generador de números aleatorios es un programa de ordenador que genera una secuencia de números o símbolos que no es posible pronosticar de ninguna otra forma que no sea por azar.
Retorno teórico al jugador (RTP)
Consiste en la cantidad promedio de retorno para todos los clientes en un juego en particular en un periodo de tiempo determinado. El retorno teórico al jugador se calcula según cientos de giros y no es una garantía de que cada vez que disfrute de ju juego recibirá un retorno teórico.
Encontrará más información sobre el uso de bet365 de un generador de números aleatorios y el retorno teórico al jugador en 'Ganancias justas'.